Devocionales,

La dignidad del Cordero: nuestra redención.