Devocionales,

Ningún bien tengo fuera de Ti